La tampografía es un método de impresión de artículos promocionales adecuado para casi todas las superficies, formas o tamaños y especialmente utilizado en artículos promocionales pequeños. Mediante el uso de tampones de distintas formas es posible imprimir sobre cualquier tipo de forma, (redondas, cóncavas, convexas, cuadradas, con mezcla de ángulos y con superficies con texturas variadas) y en uno o más colores.

Rápida y económica, esta es una de las más populares y más utilizadas técnicas de impresión de tinta sobre regalos publicitarios, si bien su adhesión no puede garantizarse en todos los artículos de metal.

Su principal ventaja es que es el único sistema que permite imprimir adaptándose a las superficies irregulares de algunos regalos publicitarios, por contra la superficie de impresión es muy limitada. Permite una definición sobre artículos promocionales de plástico o metal que no conseguiremos nunca con la serigrafía, se pueden imprimir letras muy pequeñas con una elevada definición, por el contrario, la calidad de la estampación tiene menos relieve que la serigrafía y no permite reproducir efectos gráficos como las sombras, los brillos y los degradados.